Las patas de nuestras bases parecen algo sin importancia, pero realmente no lo son. Proporcionan la altura de nuestro colchón, y en bastantes casos, nos encontramos ante la incomodidad de una cama demasiado alta o demasiado baja que no nos permite levantarnos y tumbarnos de la forma mas cómoda. En otros casos, el colchón no cuadra con la altura del cabecero y estéticamente no queda bien, quizá 4 o 5 cm mas o menos parece que no van a ningún lado, pero en ocasiones son de vital importancia. Por ello, en Isan Descanso, tenemos una gama amplísima de patas para dar solución a estos pequeños inconvenientes.

Disponemos de varios tipos de patas en diferentes medidas, colores y acabados. Ven e informante sin compromiso.