Esta historia empezó cuando la NASA diseño un material capaz de absorber la presión para que los astronautas estuvieran más cómodos en el momento del despegue. Necesitaban una solución técnica que permitiera una perfecta distribución del peso y de la presión.

Para ello diseñaron un material que luego se llamaría TEMPUR. Los colchones y las almohadas TEMPUR son los únicos reconocidos y galardonados por la US Space Foundation.

Desde entonces, gracias a la labor de investigación de nuestros ingenieros y científicos han conseguido mejorar y ampliar las posibilidades de este material para desarrollar unos colchones y almohadas que ofrecen el mejor descanso nocturno.

Hoy en día, sólo algunos de nuestros científicos conocen la formula que permite producir el material TEMPUR. Lo producen en las fabricas de Dinamarca y Estados Unidos, y nunca subcontratan su fabricación. Cada año, nuestra inversión en I+D es mayor y supera las inversiones de los demás fabricantes del sector. La principal preocupación es ofrecer el mejor descanso posible gracias a nuestra tecnología. El trabajo de los científicos e ingenieros se centra en la innovación y mantener los niveles de calidad más altos para los productos existentes

BENEFICIOS

Alivio óptimo de presión


TEMPUR es un material con una estructura de células abiertas que alivia la presión. Distribuye el peso corporal de manera uniforme, en toda la superficie de contacto, para ofrecer el máximo de confort.

Unos resultados duraderos garantizados

 

Muchos expertos del sector del descanso recomiendan un cambio de colchón cada siete años para poder descansar bien. En Tempur, la garantía de nuestros colchones es de 15 años. Sabemos que a lo largo de estos años, nuestros colchones mantendrán como mínimo el 95% de su forma, sin hundirse, ofreciendo los mismos beneficios de siempre.

 

Una amortiguación de los movimientos asombrosa

 

El material TEMPUR amortigua los movimientos consiguiendo que a penas note los movimientos de su pareja. La amortiguación de los movimientos se calcula haciendo rebotar una bola sobre el colchón: cuando más rebota, mejor. Si se realiza la experiencia con unos colchones viscoelásticos normales, el rebote puede llegar al 20% de la altura desde la que se dejó caer. En el caso de Tempur, el rebote es inferior al 3%.

 

Un soporte corporal realmente personalizado

 

El material TEMPUR fue diseñado para responder a la temperatura, volviéndose más mullido con el calor de su cuerpo. Otra de sus propiedades es que se comprime con el peso de su cuerpo se amoldar a los contornos de su cuerpo en una temperatura ambiental parecida a la de un dormitorio. Sea cual sea su posición de descanso preferida, el material TEMPUR se adapta.