Y eso de la visco…¿que es?

Y eso de la visco…¿que es?

¿Que es eso de la visco?

Visco, viscolástica, viscoelástica… son diversas las formas de llamar a un mismo producto, pero ¿ que es? realmente, ¿a que asociamos ese palabrejo que tanto y tanto se escucha cuando busco un colchón o una almohada?.

Bien, la visco, 

viscolástica o viscoelastica es una espuma, si señores, una espuma, y ojo, si compramos una de buena calidad es una grandiosa espuma, y recalco esto, por que en nuestro país, escuchamos espuma y muchas veces torcemos el gesto por que asociamos este termino con un producto de mala calidad, pero me alegra explicar que gracias a  los químicos e ingenieros los avances tecnológicos en las espumas son tremendos, y hoy en día hay espumas de calidades altísimas. Volviendo a lo que nos ocupa, la visco, ya sabemos que es una espuma, ¿pero de que tipo? bien, hay muuuuuchos tipos de visco, pero todas estas espumas para ser visco han de tener algo en común, han de ser termosensibles, y de recuperación lenta, me explico.

Cuando hablamos de un material de recuperación lenta, nos referimos a aquel material sobre el que yo aplico una fuerza y el material se deforma inicialmente, pero va recuperando su forma en un tiempo determinado, por eso así ya podemos hacer distinciones de viscos, viscos que recuperan con mas facilidad ( mas rápido) y viscos que recuperan mas lentamente. Por otro lado, tenemos el tema de que el material tiene que ser termosensible, es decir, varía su forma en función de la temperatura. ¿para que esto? bueno, el cuerpo humano en condiciones normales oscila entre los 35º y 37º, para que estas espumas se consideren viscolásticas, han de reaccionar ante el calor y como hablamos de colchones y almohadas, lo que nos interesa es que reaccionen a nuestro calor corporal ¿ como? adaptando su forma a la morfología de nuestro cuerpo. Me gustaría aclarar que para que una espuma sea viscolástica ha de cumplir las dos condiciones anteriores, termosensibilidad y lenta recuperación, por que como en todo hay muchas espumas que se nos venden como visco, por que las apretamos, cogen nuestra forma y recuperan, pero ojo, no son termosensibles y si no lo es, no es visco. La visco, no es un tratamiento que se le da a una espuma cualquiera, ojo por que esto es un concepto muy extendido, los materiales viscolasticos tienen una formulación química diferente, no única, pero cualquier espuma no se puede convertir en visco aplicándole un tratamiento, son espumas que cumplen estas dos características  y con una formulación especifica.

¿ De donde sale la visco?

Pues señores lamento decirles que esto no es ninguna novedad, la visco data de los años 70 y como muchos habrán escuchado antes, la inventó la NASA con la intención de aplicarla en los asientos de las lanzaderas espaciales donde viajaban los astronautas, pero finalmente nunca se llegó a implantar.  En los 90  se empezó a usar en hospitales, ya que al se termosensible, si se aplica en los groseros y cantidades adecuadas, hace un molde del cuerpo y esto retrasa la aparición de escaras. Ya avanzados los 90 se empezó a usar en descanso, inicialmente como acolchados y poco mas tarde incorporando piezas de visco enteras como almohadas. Algo que me dicen los clientes frecuentemente es:  quiero un colchón de visco, y lamento informarles que no quieren un colchón de visco, quieren un colchón CON visco. Como expliqué antes la visco es una espuma de recuperación lenta y termosensible, si cogemos un bloque de visco y dormimos encima de el, acabaríamos hundidos dentro del somier por tanto, nadie quiere dormir ahí, así que otro concepto que me gustaría explicar, es que la visco se utiliza en la acogida del colchón en el bloque o núcleo del mismo, o en los acolchados, pero hay que poner esta visco sobre algo mas firme y que no se deforme, ya sean muelles u otras espumas no deformarles y resistentes de cualquier tipo.

Las densidades:

La densidad de la visco es la cantidad de producto que hay por metro cúbico (kg/m3), así podemos encontrar densidades muy altas de producto con una grandísima tipo el producto que Tempur ofrece al mercado con densidades de 80 kg/m3 y 83 kg/m3 o densidades mas pequeñas desde los 20 kg/m3. Los compuestos químicos que forman el material viscolástico no son productos de primer precio, pero como este concepto esta “de moda” hay mucho pirata en el sector que aplica aditivos a las viscos de poca densidad una vez espumadas, y las vende como densidades mas altas. Así es muy fácil decir, este colchón con 6cm de visco de 40 kg/m3 399 €, precio cañón, pero no nos engañemos, ni los fabricantes mas grandes a nivel mundial que pasan unos controles muy específicos de calidad de su producto, podrían fabricar un colchón así en ese precio. ¿Que ocurre?  medir la densidad de un producto, es algo que solo se puede hacer en laboratorio, entonces, es difícil demostrar que realmente el producto que sale al mercado es lo que el fabricante dice que es, o bien por que el proveedor del fabricante le engaña y adhiere a la espuma productos que no son propios de la misma o bien por que nos venden una cosa que realmente no es, es blandito, recupera lentamente pero no es termoregurable… no es visco. El problema de estos aditivos que se aplican, muchas veces algo tan simple como el talco, deterioran mas rápido el producto y el interior del colchón, influyendo así en la durabilidad de este. En definitiva, las altas densidades de producto, implican mas material del mismo, y cuanto mas material mas precio. Por otro lado, mas material, mas densidad, mas sensación de acogida del colchón, esto ojo que no le gusta a todo el mundo, son sensaciones muy particulares, pero no tienen por que ser las ideales para el buen dormir de cualquier persona. Así un colchón Tempur, con un producto patentado en densidades muy altas, tiene un precio muy elevado, pero  no por ello es mejor, y no por ello le gusta a todo el mundo.

Cuando buscamos un colchón, y nos gusta la sensación de la visco, hay que buscar ese equilibrio que a nosotros nos resulte cómodo entre densidad y grosor con el tipo de núcleo determinado.

Mi recomendación: Acude a una tienda especialista, déjate asesorar, y siempre siempre adquiere firmas de calidad con garantía. Las grandes firmas que se comercializan en nuestro país, pasan verdaderos controles de calidad de producto, tienen laboratorios y personal específico para garantizar lo que venden. No todas las fábricas pueden permitir esa inversión ni están sometidas a esos controles, y un colchón va cosido y cerrado, nos tenemos que creer lo que nos cuentan que lleva dentro, así que para no equivocarnos, elegir siempre firmas que garanticen esto.

Y con todo esto, creo que ya hemos hecho un repaso de los conceptos mas importantes sobre este tema. No dudéis en preguntar !!!!

 

No Comments

Post A Comment

A %d blogueros les gusta esto: