15 minutos de descanso en jornada laboral

¿Con qué frecuencia descansan los trabajadores durante la jornada?

El trabajo diario es a menudo de ritmo rápido, y la demanda de tiempo y atención de los empleados es alta. En este entorno, el descanso y el rejuvenecimiento a menudo no son prioritarios, lo que hace que el compromiso, la atención y la productividad se vean afectados.

En la cultura laboral de Estados Unidos existe un mito muy arraigado que afirma que cuanto más trabajemos, mayor será nuestro éxito. En relación con esto, la mayoría de nosotros hemos escuchado frases como “el descanso es para los débiles” y “el éxito llega a los que más trabajan”. Desgraciadamente, estos mensajes han llevado a una mayor adhesión a las largas horas de trabajo y a la falta de descanso, un modelo que es insostenible y que probablemente va en detrimento de nuestro bienestar personal. En contra de la creencia popular, la necesidad de “descansar” no es un mal funcionamiento, sino una parte inherente al ser humano. Numerosos autores e investigadores aconsejan ahora que el descanso es un factor clave para el éxito sostenido y la productividad a largo plazo. Aunque reconocer esta idea puede ser relativamente fácil, apoyarla con una práctica diaria constante puede ser mucho más difícil. Además, crear momentos para el descanso durante un día de trabajo ajetreado y lleno de responsabilidades extrañas puede parecer casi imposible. La buena noticia es que las prácticas de descanso pueden implementarse en su día con un poco de planificación intencional y creatividad. Estos rituales de energía positiva -rutinas muy específicas para la gestión de la energía- son la clave para un compromiso total y un alto rendimiento sostenido. [1]

  Jornada de descanso tour de francia

Cuánto tiempo de vacaciones tienen los trabajadores

Tomar descansos a lo largo de la jornada laboral tiene beneficios tanto para el empleado como para la organización, pero muchos empleados a menudo no los toman. Saltarse las pausas puede conducir a un agotamiento más rápido y a niveles de estrés más altos. Los empleados que se alejan del trabajo durante unos minutos aumentan su productividad, su satisfacción laboral, su salud mental y su bienestar, y en general están más comprometidos con su trabajo (Tork, 2018, p. 1).

Tomar un descanso en el trabajo aumenta la concentración cuando los empleados vuelven al trabajo, mejorando así su productividad. Además, tomar descansos alivia parte del estrés, lo que ayuda a la salud mental y el bienestar de los empleados. Estos factores contribuyen a aumentar la satisfacción laboral (Tork, 2018, p. 1).

Los descansos pueden prevenir la fatiga de las decisiones. Tomar un descanso en la toma de decisiones dentro del trabajo permite a los empleados repostar para tomar mejores decisiones de las que tomarían sin un descanso (Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, 2011). Tomar descansos puede aumentar la creatividad, promover hábitos saludables y hacer que los empleados se sientan más valorados por su organización y su supervisor (Tork, 2018, p. 1). Además, el hecho de que los supervisores o la organización promuevan hábitos saludables durante las pausas anima a los empleados a tomarse el tiempo para hacer un almuerzo saludable o salir a caminar. Las pausas con movimiento también son beneficiosas para la salud emocional y física. Por último, tomar un descanso antes de fatigarse ayuda a mejorar la memoria y la concentración, lo que permite a los empleados recordar mejor lo que han aprendido. Esto permite que el trabajo penetre en el cerebro de los empleados, ya que la estimulación constante del cerebro se desintoniza con el tiempo (Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, 2011). Cada uno de estos beneficios demuestra que las pausas mejoran la calidad del trabajo de los empleados, beneficiando así a la organización, a los supervisores y a los empleados por igual.

  Descanso retribuido jornada laboral

Estadísticas sobre las pausas en el trabajo

La jornada laboral de 8 horas se creó durante la revolución industrial como un esfuerzo para reducir el número de horas de trabajo manual que los trabajadores se veían obligados a soportar en la fábrica. Este avance supuso un enfoque más humano del trabajo hace doscientos años, pero tiene poca relevancia para nosotros hoy en día.

Un estudio realizado recientemente por el Grupo Draugiem utilizó una aplicación informática para seguir los hábitos de trabajo de los empleados. En concreto, la aplicación medía el tiempo que las personas dedicaban a diversas tareas y lo comparaba con sus niveles de productividad.

En el proceso de medición de la actividad de las personas, se encontraron con un hallazgo fascinante: la duración de la jornada laboral no importaba mucho; lo que importaba era la forma en que las personas estructuraban su día. En concreto, las personas que eran religiosas a la hora de hacer pausas cortas eran mucho más productivas que las que trabajaban más horas.

Las personas que han descubierto este ratio mágico de productividad aplastan a su competencia porque aprovechan una necesidad fundamental de la mente humana: el cerebro funciona de forma natural en rachas de alta energía (aproximadamente una hora) seguidas de rachas de baja energía (15-20 minutos).

Periodo de descanso semanal para los empleados

La asistencia imprevista es especialmente perjudicial para la planificación y la eficacia de la organización, así como para la moral de los empleados. Por ello, los empleados deben notificar a los supervisores la solicitud de permiso con la mayor brevedad posible.

  Descanso en jornada partida

Los empleados deben seguir los horarios de trabajo establecidos. El horario de trabajo habitual es de 40 horas semanales, de lunes a viernes. El horario normal de trabajo en la universidad es de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. El empleado será informado de los horarios de trabajo por el supervisor inmediato.

Lea la políticaLos empleados deben seguir los horarios de trabajo establecidos. El horario de trabajo habitual es de 40 horas semanales, de lunes a viernes. El horario normal de trabajo en la universidad es de 8:00 a.m. a 5:00 p.m., que comienza a las 11:01 p.m. del jueves y continúa hasta las 11:00 p.m. del jueves siguiente. El empleado será informado de los horarios de trabajo por el supervisor inmediato.

Si las condiciones lo justifican, se podrá pedir a los empleados que trabajen durante el período de descanso normalmente programado. En estos casos, se espera la cooperación del empleado. El empleado que crea que el departamento está abusando de la política de períodos de descanso debe ponerse en contacto con Recursos Humanos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad